Las mujeres y su tiempo
TENDENCIAS : ENCUESTA ON LINE DEL CONSEJO NACIONAL DE LA MUJER

Las argentinas tienen apenas una hora y media libre por día

El dato surge de promediar la forma en que distintas mujeres distribuyen las horas de un día típico. Del relevamiento surge que la mayor cantidad de tiempo la dedican al trabajo no pago en la casa y la familia.

 El día de una mujer, hora por hora
 Pilar Ferreyra
 
pferreyra@clarin.com

Qué es lo que pierde una mujer que tiene un empleo, cría a sus hijos y se encarga de la cocina, de planchar, de limpiar y de ordenar la casa? El tiempo para disfrutar. O para no hacer nada. O hacer sólo lo que tiene ganas de hacer. Lo que pierde es el tiempo libre.
Eso es lo que demuestran los resultados de una encuesta on line realizada por el Consejo Nacional de la Mujer (CNM) y que buscó determinar cómo afecta el trabajo remunerado y las tareas de la casa en la vida cotidiana de las argentinas de todo el país. ¿El resultado? Contundente: en promedio, ellas cuentan con apenas una hora y media de tiempo libre por día.
La agenda femenina promedio está completa: según los datos obtenidos, dedican ocho horas por día en promedio a trabajos no remunerados y destinan en promedio cinco horas diarias a trabajar a cambio de una retribución.
Las 700 respuestas de la encuesta tuvieron una mayoría de mujeres de entre 30 y 50 años que viven en grandes ciudades y que lograron alcanzar un buen nivel educativo.
Una de las cosas que les resta tiempo libre a las mujeres es el cuidado de otras personas. Todos necesitan ser cuidados y por lo tanto cuidar. Los niños y los adultos enfermos necesitan más intensidad de cuidado. Cuidar siempre implica un compromiso afectivo y de tiempo para ambos sexos. Sin embargo, la mayor parte del cuidado está en manos femeninas. "La asignación de los cuidados fundamentalmente en las mujeres, implica tener menos autonomía", analiza la economista Valeria Esquivel, investigadora docente de la Universidad Nacional General Sarmiento, quien concluye: "Si a ese compromiso no lo asumimos todos sino más las mujeres, entonces la autonomía relativa de ellas es menor que la de los varones".
En la encuesta, el promedio indicó que la mayor parte del día de la mujer se va en actividades no remuneradas con el siguiente detalle:
 
Prácticamente dos horas en las tareas de limpieza del hogar.
Casi una hora y media al cuidado de los niños y ancianos; y en actividades como llevarlos a pasear o a la casa de amigos.
Casi una hora y veinte minutos en hacer la comida.
"El trabajo asignado socialmente a la mujer sin pago alguno continúa permeando a todas las mujeres por igual", enfatiza la presidenta del Consejo Nacional de la Mujer, María Lucila Colombo.
La división sexual del trabajo -construida culturalmente- determina que el trabajo doméstico sea exclusivo de las mujeres. En consecuencia, condiciona la inserción económica femenina, sus posibilidades de carrera y la forma en que se relacionan con los demás. La economía del cuidado -que estudia los costos y valores físicos y simbólicos que esconde el cuidado femenino del hogar y de los otros- argumenta que si las mujeres no cuidaran de los chicos, los hijos no estarían alimentados, ni educados y no podrían crecer.
Que si no cuidaran de los maridos y de otros adultos, estos no estarían en condiciones de ir a trabajar o debieran destinar parte de su trabajo a cuidar de sí mismos. En tal sentido, la economista Corina Rodríguez Enríquez, investigadora del Conicet y del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (CIEPP), analiza: "Las empresas contratan una fuerza de trabajo a la que le pagan un valor menor del que deberían. Ese costo que los empresarios no pagan y que cada ser humano necesita para estar disponible para las empresas, es el costo que cada día es provisto en forma gratuita
por las mujeres".

Después de 91 los no docentes tenemos voz y voto
 
width=
Publicidad
 
Pan y Rosas
 
Bandas amigas - La Murgandita
 

 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=