La inflación real en marzo sería la más alta desde 2002


El costo de vida: pasado mañana se conocerá el índice oficial: Rondaría el 2,5 por ciento, impulsada por las subas en alimentos y productos frescos
El paro agropecuario y el desabastecimiento dejaron su huella en la inflación de marzo. De acuerdo con las estimaciones privadas, el costo de vida del mes que acaba de terminar se habría ubicado en torno del 2,5%, impulsado por un fuerte aumento en la canasta básica, que acumuló una suba promedio del 4 por ciento.
La suba en la inflación real es la mayor en más de un año y, de hecho, para encontrar un índice similar hay que retrotraerse hasta enero de 2007, cuando los aumentos en los servicios de medicina prepaga y el turismo desencadenaron la intervención del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) por parte del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
Los principales "culpables" de esta aceleración de la inflación son los alimentos frescos, cuya entrega fue la más afectada por el conflicto entre el Gobierno y el campo.
Según un relevamiento privado que en las últimas horas comenzó a distribuirse en círculos empresariales y oficiales, los productos frescos cerraron marzo con una inédita alza del 7 por ciento, mientras que también se registraron subas importantes, superiores al 3 por ciento, en otros rubros sensibles de la canasta, como el de las bebidas y los alimentos no perecederos.
El gran interrogante ahora es cuál será la posición del Indec, que pasado mañana difundirá los datos oficiales de inflación de marzo.
Hasta el momento, la postura del organismo fue tratar de disimular los aumentos manipulando los índices, aunque en las últimas horas en círculos privados se especulaba con el Gobierno podría blanquear aunque sea parcialmente lo que sucede con los precios, aprovechando que esta vez le pueden echar la culpa de la alta inflación al campo.
Sin embargo, más allá del dato que finalmente anuncie el Indec, lo que está claro es que la preocupación oficial por lo que ocurre con los precios, al igual que la inflación, está en ascenso.

Llamadas de Moreno

En las últimas horas, el secretario Moreno retomó su ronda de llamadas a las principales cadenas de supermercados, conminándolas a que retrotraigan todos sus precios a los niveles del 1° de marzo, es decir, antes del inicio del paro agropecuario que desembocó en el proceso de desabastecimiento.
"No está fácil, pero esperamos que en los próximos días la situación de los precios se vaya normalizando, especialmente con el tema de la carne. Hoy (por ayer) entró mucha hacienda, así que confiamos en que hacia el fin de semana los valores de los cortes al público vuelvan a niveles similares a los que tenían hace un mes", señaló el director de una cadena de supermercados.
Más allá del moderado optimismo de los empresarios y las ya clásicas llamadas de Moreno, el panorama en materia de inflación sigue siendo preocupante.
"La inflación está ingresando en niveles muy altos y el principal problema para el Gobierno ahora pasó a ser cómo manejar las expectativas del mercado y de la gente", explicó Fausto Spotorno, economista del estudio Orlando J. Ferreres, que proyecta para marzo una inflación real del 2,5 por ciento.
Su colega Camilo Tiscornia trabaja con una proyección levemente inferior de inflación, cercana al 2,1 por ciento, aunque también alerta acerca de un fuerte aumento en los precios de los alimentos, que acumulan en el mes un alza de casi el 4 por ciento.
"La suba de los alimentos está muy influenciada por el conflicto del campo, con lo que se podría esperar que a medida que los efectos del paro vayan siendo superados, los precios también vuelvan a los niveles previos", señaló Tiscornia.

Incógnitas

En lo que no se ponen de acuerdo en el sector privado es en qué podría pasar con el índice oficial que el Indec dará a conocer el jueves, tras la decisión de postergar una semana la publicación de la inflación. Tradicionalmente, el costo de vida de cada mes se publicaba en la primera semana del mes siguiente, aunque ahora se retrasó una semana.
"Pensando un poco perversamente, ésta podría ser la oportunidad ideal que tiene el Gobierno para manipular un poco menos los índices, echándole toda la culpa de los aumentos al paro del campo, lo que significaría que el conflicto por lo menos sirvió para ir normalizando la situación del Indec", señaló un economista. Otros analistas, sin embargo, se mostraron escépticos acerca de que la Secretaría de Comercio Interior acepte moderar su política de manipulación de las estadísticas oficiales.
"No creo que Moreno esté dispuesto a cambiar su forma de actuar, básicamente porque significaría pagar más servicios de deuda por los bonos indexados por inflación. Además, el argumento del campo no le serviría para justificar los aumentos en las cocheras o los colegios privados", señaló un economista con llegada al secretario de Comercio Interior.
Con una suba cercana al 2,5 por ciento, la suba anualizada en el costo de vida se acercaría así al 25 por ciento, lo que ubicaría a la Argentina al frente del ranking de inflación regional, desplazando así a la Venezuela de Hugo Chávez.

Por Alfredo Sainz
De la Redacción de LA NACION

Después de 91 los no docentes tenemos voz y voto
 
width=
Publicidad
 
Pan y Rosas
 
Bandas amigas - La Murgandita
 

 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=