Nuevos despidos en Mafissa


PAREMOS LOS ATAQUES A LOS DELEGADOS Y ACTIVISTAS OBREROS

Los empresarios de Mafissa han enviado nuevos telegramas de despidos a dos trabajadores que permanecían suspendidos, uno de ellos, delegado paritario. El argumento del despido es “la pérdida de la confianza” hacia estos trabajadores por haberse levantado ante la intransigencia patronal. Con este argumento, y con estos nuevos despidos, Jorge Curi se prepara para avanzar en su plan de reestructuración con nuevos despidos y la imposición de un régimen de trabajo esclavo dentro de la fábrica, para lo cual están elaborando el nuevo convenio de empresa junto a la AOT. Estos despidos, se dan en un marco de creciente descontento entre los trabajadores que están cumpliendo tareas dentro de la fábrica, ante la falta de respeto a las mínimas condiciones laborales. Curi quiere acallar el descontento con medidas disciplinadoras. Cuenta para ello, con la colaboración de la AOT, que ha nombrado “colaboradores”, que ofician de supervisores de la explotación patronal.
La planta textil continúa sin normalizar su producción, trabajando muy por detrás de su capacidad. Pero a los operarios les hacen hacer el trabajo que antes hacían dos o hasta tres trabajadores. Y cerca de 200 trabajadores permanecen suspendidos, sin fecha cierta de reincorporación.
Pero si el plan de Curi puede avanzar, es porque está avalado por el gobierno de Scioli y Cristina Fernández, fieles representantes de los intereses de las patronales, que temen el desarrollo de los sectores combativos de la clase trabajadora.
El desalojo, el encarcelamiento y posterior procesamiento de los 18 trabajadores, y sobre todo el frente que pudieron constituir la patronal, la burocracia y el gobierno contra los trabajadores, ha permitido poner a la patronal a la ofensiva, y los trabajadores resisten reagrupándose en el acampe frente a la gobernación, e intentando recomponerse para el nuevo ataque que ha puesto en marcha la patronal.
Los trabajadores de Mafissa llevan 40 días de acampe frente a la gobernación, y desarrollando una intensa campaña por el desprocesamiento de los 18 trabajadores, la reincorporación de los despedidos y suspendidos. El golpe patronal ha sido fuerte, pero las energías que han demostrado los trabajadores de Mafissa, nuevamente son puestas a prueba, por una patronal que pretende no dejar rastro de la organización obrera que durante dos años peleó y conquistó derechos postergados, y cuestionó el poder de la patronal. 

LVO Nro. 280

Después de 91 los no docentes tenemos voz y voto
 
width=
Publicidad
 
Pan y Rosas
 
Bandas amigas - La Murgandita
 

 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=